Tipos de audífonos 

Los audífonos actuales son pequeños, pero gracias a la tecnología de microprocesadores de Beltone, son más potentes que nunca.

Audífonos Beltone

Todos los audífonos están equipados con funciones que imitan la audición natural, accesorios que permiten la transmisión directa y aplicaciones que los hacen fáciles de ajustar y administrar en todo momento y lugar.
 
Beltone ofrece muchos tipos de audífonos que se adaptan a cada estilo de vida, preferencias personales y nivel de pérdida auditiva. Independientemente del estilo de audífono elegido, contará con un diseño discreto, personalización y fácil conectividad. Además, los usuarios se beneficiarán de un socio para el cuidado de su audición que puede explicar los pros y los contras de cada tipo de audífono y cómo poder satisfacer todas las necesidades particulares.

Componentes del audífono

Los audífonos son dispositivos electrónicos pequeños y livianos que se colocan en el oído externo, dentro del canal auditivo o detrás de la oreja, según el modelo. Su función principal es amplificar el sonido de forma natural y cómoda.

Los componentes físicos de los audífonos incluyen uno o más micrófonos para captar el sonido, un amplificador diseñado para procesar una amplia gama de sonidos, un auricular o altavoz que transmite la señal de sonido del amplificador al oído y una batería para alimentar el proceso.

Los audífonos Beltone están protegidos de los efectos del uso diario por un recubrimiento microscópico que está unido molecularmente al circuito interno y a la carcasa externa. Esto aumenta la vida útil y el rendimiento de los audífonos y también reduce el mantenimiento.

Los delicados componentes funcionales internos de los audífonos hechos a medida se encuentra dentro de cubiertas conocidas como carcasas. Las carcasas se ofrecen en una variedad de formas, estilos y colores para adaptarse a la pérdida auditiva, la rutina diaria y las necesidades estéticas del usuario.

¿Qué tipo de audífono es el mejor para mí?

Hay cuatro tipos principales de audífonos: BTE (Behind-The-Ear o retroauriculares), MIH (Microphone-In-Helix), RIE (Receiver-In-Ear o con auricular en el oído ), y los intrauriculares hechos a medida. Varios modelos se incluyen en la categoría de audífonos intrauriculares a medida. 
 
El tipo y modelo que funcionará mejor para cada persona dependerá de su grado de pérdida auditiva, su estilo de vida, su salud en general y sus deseos estéticos.

Audífonos BTE (Behind-The-Ear o retroauriculares):

Como su nombre indica, estos audífonos se colocan sobre la oreja, con todos sus componentes encapsulados en la parte posterior de la oreja. Se conectan al canal auditivo con un pequeño tubo de sonido y un molde o un acoplador. Son muy fiables, adecuados para todos los niveles de pérdida auditiva y fáciles de manipular y colocar en el oído.

Audífonos RIE (Receiver-In-Ear o con auricular en el oído):

También llamados audífonos con auricular en el canal, este tipo de dispositivo auditivo tiene una carcasa que se coloca detrás de la oreja. Pero a diferencia del modelo BTE, el auricular o altavoz se introduce en el canal auditivo y se conecta al cuerpo principal del audífono mediante un cable electrónico. Aunque este tipo de audífono se coloca fuera del oído, sigue siendo muy discreto y, a menudo, pasa desapercibido.

Audífonos MIH (Microphone-In-Helix):

Este es un audífono hecho a medida que es un híbrido entre los tipos de audífono retroauricular e intrauricular. Combina el ajuste abierto, la durabilidad y la mayor ganancia de un audífono retroauricular con el tamaño discreto y la fácil inserción de un intrauricular.

Audífonos IIC (Invisible-In-Canal): 

Los últimos en llegar al mercado. Pueden caber en la punta de un dedo y encajar lo más dentro posible en el oído. Son adecuados para la pérdida auditiva leve o moderada. Su ubicación dentro del oído les da una calidad de sonido natural, pero también los hace susceptibles al daño del cerumen y la humedad en el canal auditivo.

Audífonos CIC (Completely-In-Canal): 

Este tipo de audífono encaja bastante dentro del canal auditivo, por lo que también son casi invisibles. Solo un pequeño hilo de extracción puede ser visible fuera del oído.

Audífonos ITC (In-The-Canal):

Son un poco más grandes que los audífonos CIC y parcialmente visibles en el canal auditivo. Son un poco más fáciles de manejar con una batería de mayor duración.

Audífonos ITE (In-The-Ear):

El audífono encaja en la parte exterior del oído y resulta más fácil de manejar y ajustar que los modelos ITC más pequeños.

¿Quieres saber más sobre qué tipo de audífono funcionará mejor para ti? Pide cita al profesional de la audición más cercano para revisar tu audición y aclarar cualquier duda.